Los motores de traducción automática todavía no son capaces de realizar traducciones de una calidad óptima; para salvar posibles errores ofrecemos el servicio de posedición.

La posedición es un proceso necesario y un paso obligado en toda traducción automática. No obstante, la profundidad de la posedición la determinará la calidad que exija el cliente.